16.5.05

Huevera 1873

[comprada por luism, Internet/Reino Unido, noviembre 2000] Huevera japonesa, de cerámica, cuyo dibujo imita la cara de una mujer occidental de largas pestañas, mejillas sonrosadas y mechones castaños. Una línea granate entre el pie y el cuerpo de la huevera evoca un collar o el cuello de su vestimenta. Viene acompañada de un huevo-salero con la inscripción inglesa "salt". La marca "Japan" presente bajo el pie confirma que fue producida en Japón para ser exportada. El comercio internacional de hueveras tiene una larga historia e interesó especialmente al poeta portugués Fernando Pessoa, quien, ademas de ser uno de los poetas más importantes del siglo XX, dedicó gran parte de su vida a escribir sobre cuestiones mercantiles, y todo parece indicar que no sólo por necesidades económicas, sino también por interés y placer personal. En 1926 fundó con su cuñado la "Revista de Comércio e Contabilidade", de efímera vida, en la que publicó múltiples artículos entre los que cabe señalar el titulado "A essência do comércio", en el que, para ilustrar lo que él considera un aspecto fundamental de la actividad mercantil, relata cómo lograron penetrar en el mercado indio los importadores de hueveras alemanas, a pesar de que las hueveras británicas dominaban en aquél momento dicho mercado. En vez de proponer hueveras a precios inferiores, lo que hubiera podido alarmar a los importadores británicos y llevarles a reaccionar rápidamente ante su llegada, los importadores alemanes ofrecieron hueveras exactamente al mismo precio, pero adaptaron sutilmente el tamaño de las hueveras al de los huevos que se consumían en la India. Cuando los importadores ingleses consiguieron descubrir por qué preferían los clientes las hueveras de origen alemán en vez de las suyas, ya habían perdido una importante cuota de mercado. [huev1873]

2 comentarios:

HappySam dijo...

www.warwick.ac.uk/~poubae
cool cups

dfuster dijo...

Se agradecen las referencias literarias - muy interesante.

Saludos,
Daniel